Obra Estamos Jodidxs

0
113
teatro estamos jodidxs.jpg

A tres días de haber sufrido una irremediable pérdida: Alicia, Claudia, Marta, Santi y Sebas emprenden un viaje cuyo destino es Granada. Durante el mismo, reconstruirán qué ocurrió los momentos previos al accidente que acabó con la vida de su mejor amigo: Guille.

Una semana antes, Claudia decidió perseguir su gran sueño: la música; pero su novio, Guille, con quien estaba a punto de ir a vivir, no lo vio con buenos ojos, sino como una pérdida de tiempo y dinero. Tanto él como su hermano, Santi,
trataron de quitárselo de la cabeza, pero no funcionó. Mostrándose firme, Claudia se adelantó y le pidió ayuda a otro de sus amigos: Sebas, un chico tímido y reservado. Este, empujado por Marta, accedió a preparar un concierto con
Claudia, pero su mente estaba en otra parte, concretamente en cierta noche decisiva para todos ellos.

Para Marta y Alicia, esa noche fue el comienzo de algo más que una simple amistad, para Santi: el de una mentira. Para Claudia, fue el momento de decidir qué hacer con su vida y, para Sebas, la noche en la que descubrió que el mal se esconde en todos los rincones, incluso en la cama de uno de sus mejores amigos.

No obstante, todo esto pasa a un segundo plano durante el concierto de Claudia porque Alicia tiene un accidente con el coche y ella sale casi ilesa, pero Guille, su copiloto, no. Y entonces, todo cambia: las culpas pasan rápidamente de mano en mano y las verdades que escondían salen a la luz. Finalmente, Marta termina de encender la hoguera
cuando pone sobre la mesa que Guille violó a Sebas y, no contenta con eso, postula que merecía morir y debe ser
condenado por lo que hizo. Mas no todos piensan igual que ella y ahí empieza un nuevo debate:
¿Se puede juzgar a los muertos?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí