Iztac cumple 5 años como adalid de la más auténtica cocina mexicana en Madrid con una carta confeccionada con sus platos más aclamados

0
111
iztac

Cinco años hace ya desde que Iztac abriera sus puertas en la madrileña plaza de la República del Ecuador en el mismo local en el que -en 1959- se inaugurase México Lindo, el primer restaurante mexicano de Madrid.

Desde entonces, las sucesivas cartas de Iztac (Iztac ha renovado por completo su propuesta cada seis meses desde su apertura), han recorrido incansablemente las diferentes zonas geográficas del país, desde el noroeste en Baja California hasta el suroeste en Quintana Roo, seleccionando las recetas más tradicionales y genuinas de cada Estado, que era precisamente el objetivo de su propietario, el carismático Jorge Vázquez Oria.

Todo, absolutamente todo, se concibió en Iztac con la finalidad de ofrecer al visitante una propuesta completamente mexicana, alejada de tópicos y estereotipos y ofreciendo una experiencia única y diferente. Desde la arquitectura, a cargo del estudio Free Hand, de la arquitecta mexicana Lourdes Treviño, a las piezas que decoran el espacio, importadas todas ellas desde México, a los magníficos cuadros que decoran el salón, obra de Gabriel Moreno y que narran la historia de amor y muerte entre Iztaccíhuatl y Popocatépetl, los dos volcanes que se observan desde Ciudad de México.

A lo largo de estos cinco años, el equipo de cocina, dirigido por el chef de Ciudad de México Juan Matías y el equipo de sala, capitaneado por Javier Torres han ofrecido al visitante todo tipo de recetas, desde las más conocidas a aquellas casi olvidadas y que Matías ha recuperado actualizándolas; recetas y platos que han sorprendido a los comensales y que cuando desaparecían por el cambio de carta generaban deliciosa añoranza entre sus devotos.

Por ello Iztac, para celebrar este quinto cumpleaños, ha querido homenajear a sus clientes y crear una carta con los “CLÁSICOS DE IZTAC”, esos platillos de cada una de las sucesivas propuestas por los que los clientes más se han interesado. Recetas que, en su mayoría, permanecían en carta los seis meses de vigencia de la propuesta y que daban paso a nuevas recetas indagando siempre en el infinito repertorio de la cocina tradicional mexicana.

Regresan así platillos que fueron tan aclamados como los esquites con tuétano, el mochomo, la tampiqueña, las quesadillas de birria o el mextlapique para convivir temporalmente con otros clásicos que se han mantenido, como los icónicos tacos árabes o el aguachile de camarones con recado negro.

Un añadido fundamental en Iztac resulta su espectacular terraza, totalmente practicable para dar servicio tanto en verano como en invierno, inaugurada en enero de 2020 y diseñada igualmente por Freehand Arquitectura.

Pieza capital lo constituye su carta de bebidas. Cervezas, micheladas, mezcales, tequilas y margaritas se ven acompañadas por una selección de vinos mexicanos que se incorporan a su oferta líquida. Además, propone una amplia variedad de cócteles ideales tanto para comer o cenar como para el afterwork cualquier día de la semana en su barra como en su terraza.

Iztac ha sido “restaurante recomendado” por la Guía MICHELÍN 2022 y 2023 para España y Portugal y posee el Sello Copil a la excelencia gastronómica mexicana.