Lo último en Madrid: Alta coctelería con alma de restaurante en un espacio Club

0
75

Ya no nos conformamos con ir a un lugar y comer bien o tomar un cóctel. La oferta gastronómica de Madrid es tan variada y de tal calidad, que acudimos a cada lugar esperando ser impresionados de alguna manera, buscando una huella imborrable y la posibilidad de presumir ante nuestros amigos de haber encontrado el mejor rincón de Madrid. En el bohemio y exclusivo barrio de los  Austrias, HDDN abre sus puertas para ofrecer mixología y gastronomía envuelta en magia y, muy probablemente este podría ser tu gran descubrimiento del 2024. 

HDDN esconde secretos de mixología y culinarios en un ambiente muy personal. Su propio nombre, del inglés hidden, (oculto), es un edén donde su propietario está centrado en ofrecer un servicio y platos de la máxima calidad. Tal es su compromiso, que la carta puede contener variaciones para ajustarse al ingrediente de temporada de mayor calidad y proximidad, priorizando siempre los locales, para llegar al comensal con todos sus aromas y matices ya transformados en platos deliciosos de cocina con base gallega y notas mexicanas. ¿Extravagante? Todo en HDDN está pensado para sorprender y ser único y fiel a su estilo y espíritu indómito y singular. Para definir HDDN hay que comprometerse con la visión de su creador, Miguel González, y adentrarse sin prejuicios en su propuesta valiente y atrevida. No te puedes perder, la Samosa de Grelos, con Piñón y queso de Tetilla Gallego sobre Yogurt de Pomelo y Ágave. Las raíces gallegas de Miguel se reflejan en muchos de sus platos de sabores incomparables que le otorgan peculiaridad a su cocina de Autor Fusión.

EL ESPACIO; LUJO BOHEMIO

Al llegar nos recibe una fachada sofisticada y elegante que describe un club secreto y que invita a entrar. Nada más hacerlo, el servicio destaca por su amabilidad y cortesía. Descubrimos una coctelería con alma de restaurante de alta cuisine que esconde secretos de la mixología y la gastronomía como en un perfecto juego de alquimia para deleitar a los paladares más exigentes. En su entorno de lujo bohemio y club clandestino, pero no pretencioso. El bartender nos recibe dispuesto a sorprendernos con una carta de coctelería extensa que incluye una variedad de cócteles clásicos, que son los menos, y una espléndida selección de cócteles originales y distinguidos cuanto menos.
No dejes de prestar atención a las sugerencias y maridajes que ofrecen con los platos de la carta. Es un lujo para el paladar y uno de sus grandes logros gastronómicos.

COCTELERÍA DE AUTOR

Su propietario, Miguel González, es un experto mixólogo, un mago de la coctelería, capaz de captar los matices más sutiles y llevarlos a nuestra copa como si de un ilusionista se tratara. Es una parte muy importante de su propuesta, porque la cocteleria es lo que da sentido a HDDN y todo gira en torno a este noble arte. Entre sus creaciones destacan, además de los clásicos, los “ahumados y picantes” y los que Miguel define como un “riesgo asumible”. Precisamente en este grupo destacamos el cóctel, Fatídica, un “risky” cóctel, sutil y equilibrado mix de Whisky escocés de la isla de Islay de polen de abeja con un proceso de más de un año de maceración y que se completa con notas de zanahoria y naranja. Ya dijimos que aquí todo es sorprendente.

El resto lo hace el ambiente y la música que huye de ser un local de moda pero que no impide comer al ritmo de una cuidada selección de deep y jazz house, y que sin ser lo principal, invita a quedarse en su planta baja deleitándonos en su magnífico Cocktail Bar independiente, hasta el cierre.

Si te gusta descubrir lugaresios nuevos, con personalidad propia y fuera de normas y clichés, HDDN es el lugar al que volver una y otra vez este invierno en Madrid.