Marisquería El Cantábrico,una de las primeras marisquerías deMadrid,dónde nunca falta el mejor marisco y los buenos momentos

0
274

Al frente del restaurante, Fernando Amorós, la tercera generación continua con el negocio que inició su abuelo en 1948

Cruzar el umbral de Marisquería El Cantábrico significa viajar en el tiempo para embriagarnos con la esencia de una de las primeras marisquerías de la capital. Un encantador espacio que abrió sus puertas allá por el año 1948 , gracias al joven Dionisio Amorós , que bautizó el local en honor a su esposa, una joven santanderina que le robó el corazón , y dio nombre a una de las que se convertirían en una de las marisquerías pioneras de nuestra ciudad.

Marisquería El Cantábrico es un restaurante de producto. Como su propio nombre indica, especializado en marisco, donde podemos darnos un memorable festival de los mejores productos del mar. Mariscos de la mejor calidad que cuecen a diario, para deleitar a su fiel clientela, que lleva visitando este entrañable local desde hace ya mas de setenta años.

Ubicado a la altura del numero treinta y nueve de la madrileña calle de Padilla, en pleno

Corazón del Barrio de Salamanca, en Marisquería El Cantábrico, nos aguardan espectaculares mariscos que nunca defraudan.

Famoso por sus gambas, cen tollos, cañaillas y por sus riquísimos boquerones en vinagre, en

Marisquería El Cantábrico, solo se va a comer marisco. No tienen postres ni cafés, ni falta les hace , porque se han especializado en un producto de calidad que habla por si solo.

En la actualidad, al frente del restaurante nos recibe el encantador Fernando Amorós, la tercera generación que continua al pie del cañón del negocio familiar, como lo hicieran su abuelo y después su padre. Un restaurante emblemático que cuenta con una fiel clientela,

en la que no faltan políticos, empresarios y famosos de todos los campos.

A pesar de lo que pudiera parecer, todo el marisco de Marisquería El Cantábrico, procede de Galicia para deleitarnos con ese maravilloso sabor a mar que, a día de hoy, no es fácil de encontrar, por lo que visitar este encantador local es sinónimo de disfrute y buenos momentos.

¿Nos vemos en Marisquería El Cantábrico?