Monchis la propuesta de fusión japo mexicana de Julián Mármol en Galería Canalejas

0
155
  • La excelencia del producto donde confluyen el aspecto más lúdico de la gastronomía mexicana con la esencia de la filosofía nipona

Julián Mármol lo ha vuelto a hacer. Una mente inquieta que no conoce los límites. Un apasionado de la cultura nipona y de la gastronomía. Un chef autodidacta. Un trabajador incansable. Tras el éxito del estrellado Yugo The Búnker, el pasado verano, Mármol nos sorprendía con la apertura de Godai en Menorca. No contento con su salto a las Baleares, el imparable chef aprovechó el sofisticado espacio de Galería Canalejas para aportar su granito de arena.

Con Monchis, Mármol fusiona México y Japón. Dos países con una importante cultura gastronómica. Dos cocinas repletas de aromas, sabores y matices, que Julián ha querido aunar en un original concepto, que ha generado una creciente expectación. Una fusión sin confusión. Un inolvidable viaje sensorial que seduce, convence y conquista.

Un nuevo reto que tiene su origen en las culturas culinarias de dos países con una rica historia gastronómica. Por un lado, la cocina mexicana, un homenaje a la tierra de la alegría y el tequila. Bocados sabrosos como sus tradicionales tacos, gorditas, infladitas, tamales o empanadillas que en Monchis elaboran sin aditivos. En constante búsqueda de la excelencia Julián propone un retorno a los orígenes. Conceptos divertidos y versátiles en los que el producto es siempre el gran protagonista. Mexican cuisine en estado puro, sin enmascarar los sabores originales.

En su vertiente nipona, Monchis presenta la milenaria filosofía japonesa. Excelencia y elegancia en cada bocado. Pureza. Sabor. Innovación. Un concepto de detalles. Una propuesta exótica y diferente. Atractiva y seductora. Un concepto de pequeños bocados de placer, que en Monchis comparten protagonismo con los formatos mexicanos tradicionales.

La ubicación para semejante concepto no podía ser otra que el Food Hall de Galería Canalejas. Un espacio exclusivo y sofisticado en pleno corazón de Madrid, que ha sido diseñado por la renombrada Lourdes Treviño Quirós. La artífice de la imagen de Monchis. Un espacio íntimo, elegante y contemporáneo donde saborear siempre los mejores productos cuidadosamente seleccionados. Un espacio privilegiado donde la desconexión y los buenos momentos están siempre asegurados en su cocktail bar. El complemento ideal para maridar la oferta de Monchis. Una carta líquida que cuenta con una acertada selección de vinos japoneses, sakes, shochus, mezcales y tequilas. Una mixología de culto ideal para paladares intrépidos.

Además de su seductora carta, Monchis nos ofrece una propuesta única y exclusiva, su menú Omakase diseñado especialmente para disfrutar en las maravillosas sillas Katrinas. Una opción que consta de ocho platos y un delicioso postre, que nos obsequian con un recorrido por los platos más representativos de la cocina de Julián Mármol. El término Omakase significa “ponerse en manos del chef”, y eso es precisamente lo que haremos al pedirlo. Un menú vivo y dinámico, que se diseña en función de la disponibilidad de las mejores materias primas, para que cada experiencia sea absolutamente inolvidable. Solo se ofrece un menú Omakase por servicio, lo que garantiza su exclusividad.

Monchis, excelencia, armonía y honestidad. El nuevo reto del incombustible Julián Mármol que ya está dando mucho qué hablar.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí