Muy cerquita de Madrid, a unos escasos 20 minutos del centro se encuentra el restaurante San Francisco.

Un lugar encantador rodeado de naturaleza que invita a disfrutar de la buena mesa. Ubicado en El Pardo, el restaurante San Francisco constituye una buena opción para una comida tranquila.

Tres espacios. Tres ambientes. Dos salones interiores muy agradables y una amplia zona ajardinada realmente única. A San Francisco se viene a disfrutar y a desconectar… Y evidentemente a disfrutar de su increíble cocina. Buena materia prima. Una cuidada presentación. Un servicio atento.

San Francisco constituye un buen ejemplo de restaurante familiar ya que además, los fines de semana, cuenta con animadores para entretener a los más pequeños. Un lugar perfecto para todo tipo de celebraciones. Bodas, bautizos, comuniones… En San Francisco se fusiona lo mejor de la cocina tradicional con un entorno único, un sitio perfecto para organizar todo tipo de eventos.

Una carta tradicional con toques innovadores

Una carta de corte tradicional nos sorprende con ciertas concesiones a propuestas vanguardistas que entusiasman a los paladares más exquisitos.

Entrantes Restaurante San Francisco

Una cerveza muy fría servida en una copa helada es sin duda el mejor de los comienzos. Y si va acompañada de un surtido de entrantes originales como los mini cucuruchos negros rellenos de un foie sumamente suave y cremosos o las tostas surtidas es evidente que se trata de un buen comienzo.

Mini cucuruchos negros rellenos de un foie

Su famoso pastel de puerros elaborado con un delicado hojaldre artesano y acompañado de una cremosa y suave crema de boletus constituye uno de sus platos estrella y nada más probarlo entendemos el motivo. Absolutamente brutal.

La corvina a la Bilbaína servida sobre un delicado lecho de patatas panadera y decorada con finas lonchas de ajo crujientes es un verdadero espectáculo difícil de superar.

O al menos eso nos parecía hasta que aparecieron en la mesa unas increíbles chuletitas de cordero lechal acompañadas de unas riquísimas patatas fritas caseras.

Los postres tampoco defraudan: flan, tarta de queso, tiramisú, tarta de chocolate… El final perfecto para todos aquellos golosos empedernidos a los que nos gusta poner fin a la comida con un dulce capricho… aunque San Francisco no nos lo pone fácil ya que decantarse sólo por uno no es tarea fácil.

El Pardo, tan cerquita de Madrid y sin embargo tan lejos de todo el bullicio y el estrés de la ciudad. San Francisco, el refugio ideal dónde escapar de la rutina y dejarse tentar por su fantástica cocina.

Un restaurante con encanto que nos enamora desde el primer momento y nos invita a volver.

Información

¿Dónde está el restaurante San Francisco? Carretera Cristo del Pardo, s/n

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here