Sueño de un día de verano en Mandarin Oriental Ritz, Madrid

0
99
  • El emblemático hotel de la capital propone una jornada en la que conocer una de las múltiples caras de Madrid a través de sus ojos 

Suele decirse que Madrid es una ciudad que se vacía en verano, pero esto no es más que una ventaja para disfrutar casi en exclusiva de las múltiples actividades que ofrece la ciudad. Algunas de estas propuestas se encuentran en uno de los lugares más icónicos de la ciudad, el hotel Mandarin Oriental Ritz, Madrid, un enclave histórico y con un papel destacado en la renovación de la capital, que ya es referente europeo en lujo, gastronomía y cultura. Para empaparse de esta esencia, el hotel propone una jornada en la que vivir un auténtico sueño de verano madrileño, desde la mañana a la noche, y tanto para huéspedes como para visitantes locales.

Mañana: Desayuno de reyes en el hotel

Servido bajo la imponente cúpula de Palm Court y en Deessa, el hotel ofrece uno de los mayores placeres: un gran desayuno con un despliegue de sabores para todos los gustos. A modo buffet, ofrece tres modalidades: Continental (buffet, selección de zumos y carta de cafés y tés); Ritz, al que se añade un plato caliente o especialidades asiáticas, como los huevos benedict -un obligatorio una vez en el hotel- o el congee con pollo; o el desayuno Real, que incluye, además, caviar y Moët & Chandon Brut Impérial.

Mediodía: un recorrido por el Paisaje de la luz

Mandarin Oriental Ritz, Madrid forma parte del Paisaje de la Luz, un paisaje cultural inscrito como Patrimonio Mundial gracias a la concentración de edificios históricos, monumentos y árboles autóctonos que se encuentran en el Paseo del Prado y los Jardines del Buen Retiro. Dar un paseo por la zona, visitar sus dos icónicos museos o el Parque del Retiro es un imprescindible en Madrid, tanto para viajeros como para madrileños.

Almuerzo: un salto a Versalles en El Jardín del Ritz

Tras caminar por una de las zonas más bonitas de Madrid, es el momento de dar un salto a los Jardines de Versalles a través de la propuesta de El Jardín el Ritz con Möet & Chandon. Definido como un auténtico oasis en el centro, regala a sus comensales la propuesta más desenfadada y fresca de Quique Dacosta, director gastronómico del hotel, en la que destacan sus célebres arroces o los ceviches, receta de Gastón Acurio, maridados con burbujas, perfectos para refrescar el verano.

Tarde: hedonismo en The Beauty Concept, el spa del hotel

The Beauty Concept en Mandarin Oriental Ritz, Madrid es otro de los imprescindibles en la capital. Un pasillo de paredes de tapices verdes y arbolados lleva a la zona de aguas, un auténtico paraíso recubierto de lujoso mármol que evoca un templo perdido y reencontrado. Su iluminación, natural, llama la atención a simple vista, a la que acompaña una imponente lámpara de araña y las luces del techo, que marcan las estrellas y constelaciones del cielo de Madrid. La amplia carta de tratamientos, masajes y terapias tanto faciales como corporales, personalizados para cada cliente, incluye algunos creados en exclusiva para el hotel.

Noche: gastronomía líquida en Pictura

Terminado el día, Pictura, la coctelería de Mandarin Oriental Ritz, Madrid invita a degustar los ricos combinados, tanto clásicos como innovadores, en un escenario elegante y atemporal, de la mano de la dilatada experiencia de sus bartenders. Su distinguido diseño, con su pared museística con la Galería de Retratos de Paula Anta, junto a su carta que bien se puede considerar gastronomía líquida, ya han hecho de Pictura uno de los imprescindibles de Madrid.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí