¿Quieres comer como un rey en la Casa de Campo?

0
102
casa lago ancla aniversario

El Ancla del Lago propone un viaje gastronómico a la época del Rey Felipe II

Felipe II llegó a ser considerado como el más absoluto del mundo. Tuvo que cargar con la responsabilidad de administrar el mayor imperio conocido, pero siempre tenía tiempo para la Casa de Campo y para alimentarse como es debido.

El Ancla del Lago (Paseo María Teresa,2 en la Casa de Campo de Madrid) te propone que comas como un rey y que sigamos los pasos, o más bien los platos de Felipe II.

Amante de este espacio, de sus rincones, y de sus secretos, el monarca amaba tanto su vida en este entorno, que los historiadores nos cuentan que solía comer y cenar al aire libre, siempre que el tiempo lo permitía, y comía básicamente una dieta carnívora. 

El restaurante de la Casa Campo han incorporado a su carta algunos de los platos históricos de la época del monarca y la forma en la que se cocinaban.

Platos Reales en un entorno Real..Mente Espectacular

Siguiendo las recetas del cocinero de la corte en la época del rey Felipe II, el chef Motiño, nos vamos a encontrar en la carta del

restaurante ¨platos Reales¨ y Real…mente sabrosos como:

  • Solomillo ibérico Real
  • Lomo de vaca al carbón 
  • Conejo entero (Felipe II se podía comer uno entero él solo)
  • Chuletón maduro al Felipe II

El Ancla del Lago: garantía Real de éxito

Desde su apertura, el Restaurante El Ancla del Lago ha tenido un gran recibimiento gracias al boca a boca, a su gran calidad-precio y a su estupenda oferta gastronómica, con las mejores vistas al lago y la sombra del Plátano Gordo (un plátano de sombra de más de 200 años de antigüedad y 20 metros de alto). “Estamos muy contentos de habernos instalado en la Casa Campo para ofrecer una buena cocina al mejor precio para los amantes de la casa de campo, el aire libre y la buena gastronomía”, comentan Luis García y Adelino Gil, socios del restaurante.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí