Conoce los datos más importantes de las semillas de cannabis

0
87
cbd natural estres

Las semillas de marihuana, en su totalidad, pueden parecerse en gran medida, sin embargo, dentro de esas cáscaras moteadas y marrones se concentra un enorme potencial y variedades casi infinitas. Del cáñamo industrial a las sativas que se perfeccionan detalladamente, de las variedades de floración rápida más modernas a las semillas de cannabis más antiguas descubiertas hasta ahora ¡Absolutamente todo comienza desde una semilla! Gracias a todos los beneficios que nos proporcionan estas semillas, cada vez más personas han decidido adquirirlas. Actualmente puedes comprar semillas de floración rápida en Sensoryseeds, una empresa referente tanto en España como en Europa, teniendo en su web un catálogo muy extenso de estas semillas. Podrás realizar la compra en cuestión de minutos, de una forma segura y completamente legal.

A continuación, describiremos cada uno de los datos más importantes sobre las semillas de Cannabis.

Las semillas de cannabis son completamente comestibles

¿No lo sabías? Las semillas de Cannabis se pueden comer y aportan muchos beneficios para nuestra salud. Este tipo de semillas son una excelente fuente de proteínas y poseen un equilibrio casi perfecto de los ácidos grasos esenciales, Omega 3, 6 y 9. Cada uno de estos son esenciales para gozar de una buena salud, además de que nuestro cuerpo no los produce por sí solo. Dicho esto, muchas personas prefieren comprar semillas de cáñamo que semillas de marihuana, debido a su bajo precio.
Cabe destacar que no existe diferencia en el contenido de los ácidos grasos esenciales de cada tipo de semilla, solo se diferencian en el contenido de THC de las plantas que lo producen. Por su parte, las semillas de cáñamo no contiene tetrahidrocannabinol (THC) ni ninguna otra sustancia que genere efectos psicoactivos.

Una sola semilla de marihuana puede producir docenas de semillas

Una sola planta de cannabis tiene el poder y la capacidad de producir cientos de semillas de marihuana, puede llegar a generar más de 1.000 semillas. Todo va en función de su eficacia en la polinización y en su tamaño. Algunas de las variedades de cáñamo se desarrollan para optimizar la producción de semillas cuando todas estas pertenecen a la cosecha principal, por ejemplo, para su implementación como una fuente de alimento.

Todas las semillas de marihuana poseen el mismo aspecto

No existe alguna diferencia que sea visible entre las semillas de cannabis feminizadas, las regulares, las autoflorecientes y las semillas para el cultivo de plantas de cáñamo industrial. Debido a esto, debes adquirir tus semillas de marihuana mediante un banco de semillas conocido y respetado, de esta forma no tendrás dudas de lo que recibiste.

Su tamaño no es relevante

Las semillas de marihuana suelen tener más o menos el mismo tamaño que tiene la cabeza de una cerilla. En ocasiones puede variar según sea la variedad, sin embargo, no llega a ser más grande que una semilla de tomate, hasta llegar al tamaño de un guisante. No obstante, el tamaño de la semilla no indica el tamaño o la vitalidad de la planta de marihuana resultante.

Los humanos hemos utilizado las semillas de cannabis desde hace milenios

Las semillas de cannabis más antiguas que se conocen hasta la fecha datan de hace poco más de 2.700 años; estas semillas fueron descubiertas en China, en el año 2007. Los humanos, como especie, mantenemos una relación con la marihuana que se remonta a miles de años atrás, tan sólo a los que podemos seguir la pista, sin embargo, pueden que sean muchos años más de los que podemos imaginarnos.

Las semillas se conservan mejor en un ambiente fresco

La temperatura más recomendada para conservar las semillas de cannabis está entre los 5 y los 7 grados centígrados. Esta suele ser la temperatura a la que mantenemos nuestros frigoríficos en casa. Además de esto, debemos mantener las semillas de marihuana perfectamente secas; esto nos ayudará a evitar el moho y también evitaremos que germinen antes de lo que deseemos. Cabe destacar que esta característica de conservación es importante tanto para las semillas de cannabis almacenadas como recuerdo, como las aquellas que son destinadas a alimento.

¡Las semillas de cáñamo tienen magia!

Las mujeres jóvenes, anteriormente, utilizaban semillas de cáñamo para obtener visiones de sus futuros esposos. Cuando estaban por celebrar el solsticio de verano, o cualquier otra fecha importante (dependiendo de la ubicación), las mujeres esparcían semillas de cáñamo por todo el suelo mientras recitaban una rima que decía ‘’Semilla de cáñamo que siembro, semillas de cáñamo que crece’’. Esto lo hacían unas nueve veces en total. Una vez realizado este acto, miraban hacia atrás por encima de su hombro izquierdo. De esta forma, con suerte, verían a su futuro marido sujetando una guadaña; esto es lo que establece otra conexión tradicional entre el cáñamo y la guadaña. Es importante mencionar que dicha práctica mencionada fue muy popular durante el siglo XIX e. c.

Las semillas de marihuana son un artículo preciado para los coleccionistas

En muchas regiones a nivel mundial, la posesión de semillas de marihuana es algo legal, normalmente porque no contienen ningún grado de THC. Mientras que, por otro lado, su germinación sí que se castiga con dureza. Muchas personas se ven obligadas a adquirir y conservar sus semillas como un objeto de colección, con la esperanza e idea de que la legislación de su zona cambie por completo en un futuro no muy lejano, a un enfoque más liberal e inteligente en lo que respecta al cultivo casero y tradicional de la planta de cannabis. Dicho esto, si deseas, en algún momento, adquirir cualquier tipo de semilla de cannabis, te recomendamos que ingreses a la web de SensorySeeds, una marca que se dedica a comercializar y distribuir este producto a nivel internacional, cumpliendo todos los estándares de seguridad y legislación.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí