Diurno se pone más chulo que un ocho

0
4

Madrid tiene algo que inspira. Protagonista de novelas y canciones, los directores de cine no se han resistido a rendirle homenaje a su historia, calles y barrios.  

Son innumerables las películas que tienen a Madrid por escenario y el restaurante Diurno (San Marcos, 37) ícono del cine por su videoclub que funcionó durante más de diez años, ahora reconvertido en videoteca, rinde homenaje al mes más chulapo con una revisión gastronómica de las películas más cañís.

Algunas de estas películas han tenido platos míticos que ahora se pueden tomar en la nueva barra del local: la barra de la Videoteca, que es la nueva barra situada en la entrada del restaurante para comer de pie o sentado en sus taburetes de terciopelo mostaza. Un espacio de grandes ventanales a la calle, con luz natural, iluminación y puntos de luz para cada uno de los espacios de la barra.

En la Videoteca vas a poder comer platos de cine como el Linguini negro con gambón rojo y tallarines de calabacín, en homenaje a una comedia inolvidable para el gran público madrileño que es El otro lado de la cama. ¿Alguien no recuerda la escena en que la actriz María Esteve enumera todos los tipos de pasta que le gustan? 

También puedes pedir su versión del bacalao, como homenaje a la película de Pedro Almodovar:“Pepi, Luci, Bom y otras chicas del montón”. Hoy en día se ha convertido en una obra de culto. Estrenada en 1980, la cinta termina con Pepi y Bom comiendo bacalao.

Y si quieres algo más picante pide sus: Patatas Bravas a la antigua ¡ojo que pi-can!, como las que se comen en uno de los atracos más famosos de Madrid en la película ‘La estanquera de Vallecas’. Uno de los barrios más populares de la capital. 

Por último, abre bien los ojos y la boca para comerte los crujientes Nachos, como los que comparten Eduardo Noriega, Najwa Nimri y Penelope Cruz en la escena de la fiesta de la película: ¨Abre los ojos¨.

Este local de cine, es considerado como una de las mejores opciones para disfrutar de un estupendo afterwork con amigos o de una cena seguida de cocktail, gracias a ser uno de los locales más animados e icónicos de la ciudad.