El templo del jamón en el Barrio de Las Letras

Si lo que quieres vivir es una experiencia gastronómica única y distinta a todo lo que has visto antes, en Madrid Planes tenemos lo que estás buscando: Un nuevo concepto de restauración en pleno barrio de Las Letras con poco más de seis meses de vida.

Visitamos “Ferretería”, un nuevo icono de referencia en la capital que aúna arte, historia y gastronomía.

La ferretería más antigua y con más solera de Madrid

La ferretería fue fundada en 1888, en un espacio único que ocultaba parte del antiguo Convento de Nuestra Señora de Loreto, construido en el siglo XVI para el amparo de las huérfanas de la época.

Tras su cierre y tres largos años de reforma, La Ferretería renace en septiembre de 2018 reconvertida en una exclusiva taberna-restaurante con nuevos aires de modernidad, pero manteniendo viva su historia.

Al parecer, Mª Jesús García, su última propietaria, sigue visitando este espacio en el que revive sus recuerdos de infancia y los grandes años de su legado familiar.

Antigua fotografía familiar de la Ferretería de Atocha, en la Plazuela de Antón Martín.

Un espacio patrimonio cultural de nuestra ciudad, rehabilitado por y para los madrileños, y que preserva la identidad del local y su historia.

Un escaparate que lleva más de un siglo viendo pasar al pueblo de Madrid y sus visitantes

Nos encantó comprobar cómo la fachada mantiene la estética original, sus majestuosos escaparates y su magnífica tipografía caligráfica de metal, que ahora irradian luz y vitalidad.

Al entrar, un robusto mostrador de madera de roble nos da la bienvenida y sus cientos de cajoneras empapelan las paredes formando un hermoso mosaico de tiradores, cerraduras y cientos de objetos originales del antiguo negocio.

Dando en el clavo con la decoración

Lo cierto es que es una maravilla ver como se ha conservado todo el mobiliario y sentir la calidez que transmite este espacio principal en el que el tiempo parece haberse detenido.

De hecho, ya han obtenido varios reconocimientos en su corta vida, entre los que destacan una mención de honor por su decoración en los Premios Metrópoli de 2019, y el galardón al “Mejor nuevo restaurante Madrid 2018” en los Plataselector Awards.

Una trastienda con aroma a encina

Tras esta primera estancia, perfecta para tomar el aperitivo o unos cócteles de autor, encontramos la antigua trastienda del local, ahora reconvertida en el denominado Leña Bar: un espacio gastrobar repleto de mesas altas en el que disfrutar de una agradable conversación y tapear al más estilo castizo.

A destacar la cocina vista de leña en el centro de la sala, gracias a la cual obtienen sabores auténticos y ahumados tradicionales con madera de encina y roble.

Pero aquí no acaba todo, y bajo este magnífico escenario encontramos su mejor secreto subterráneo. La zona de restaurante se ubica en la planta inferior, totalmente accesible para minusválidos (ya que disponen de ascensor propio) y con varias salas perfectas para una velada íntima o una cena especial.

Por amor al arte ibérico

Es en este espacio donde el arte está más presente en cada rincón.

Y es que entre sus techos de piedra abovedados de siglos pasados y sus vigas de madera, se disponen auténticas obras de arte y antigüedades que le aportan carácter, elegancia y exclusividad.

El comensal podrá escoger entre sus cuatro salas principales, entre las que destacan: la Sala del Chef (con concepto de cocina abierta tipo show cooking) y la Sala del Pozo (en la que el comensal disfrutará de una relajante velada con el sonido del agua ambientando la estancia)… Aunque
sin duda nosotros nos quedamos con la Sala de la Carbonera, en la que su gran mesa árbol inunda el espacio con su majestuosidad.

Se trata de una pieza de más de 700 kilos proveniente del denominando “árbol de la lluvia” originario de Indonesia, y con capacidad para 20 comensales.

Sala de la carbonera, con su espectacular mesa árbol

Una experiencia religiosa

Pero el entorno no es lo único extraordinario en La Ferretería, su concepto gastronómico basado en una cocina de producto aboga por los sabores tradicionales, sencillos pero intensos, por lo que únicamente cuentan con las mejores materias primas del mercado.

Y un gran reflejo de ello fue la variedad de panes de Ávila de la que disponen (torta de aceite, hogaza y cereales con masa madre), junto con la mantequilla casera ahumada que sirven de aperitivo.

En nuestro caso nos decantamos por el menú degustación del chef disponible bajo reserva (70€ bebidas no incluidas) y que a nuestro parecer incluía sus imprescindibles y alguna que otra sorpresa.

Para empezar se sirve al comensal un pequeño cocktail de autor a base de vodka, pepino, jengibre y lima, que prepara las papilas gustativas y refresca el paladar.

El altar del jamón

Y llegó la joya de la corona: Jamón ibérico 5J estilo EGO

¿Todavía no sabéis que es EGO?

EGO son las siglas de Emilio García Ortigosa, referente en el mundo del jamón, y creador de este estilo de corte.

Emilio García Ortigosa, referente en el mundo del corte de jamón, y alma mater de Ferretería by EGO

A través de la rotura de las fibras del jamón es posible encontrar diferentes texturas y sabores dentro de una misma línea de corte. Además de este innovador estilo de corte, su fusión y maridaje con otros elementos son fundamentales para conseguir nuevos sabores y matices.

Tanto si os decidís por el menú o la carta, este es sin duda uno de los indispensables que tenéis que probar al menos una vez en la vida.

María, la experta cortadora, fue la encargada de explicarnos cómo proceder con la cata para que la experiencia fuera in crescendo: Desde las lascas más transparentes con texturas y sabores propios de la mantequilla francesa, pasando por cortes más potentes con olor a tierra mojada (por su cercanía al exterior), y los pequeños taquitos de jarrete con notas a piñones dulces.

Jamón ibérico 5J estilo EGO

Para terminar, se fusiona el jamón con jengibre, que resultó gratamente refrescante, wasabi, esferificaciones de AOVE y el culmen de la cata con un acompañamiento de sésamo tostado, que resultó ser una explosión de sabor sorprendente.

Fusión Jamón 5J con AOVE y sésamo tostado by EGO

La llave maestra al ADN del producto

A continuación, degustamos el “Tomate raf de Almería”, acompañado de aceituna negra, cebolla morada, brotes y AOVE. Increíble el aroma a huerta del plato, en el que imperan los sabores intensos y el respeto a un gran producto.

Tomate Raf de Almería en la Ferretería

Para los que os guste el Foie, el de la Ferretería con higos de cuello de dama de Pedro Bernardo no os decepcionará por su exquisito contraste dulce y salado, acompañado por lascas de pan de cristal. Sin duda, un bocado de diez.

Terrina de foie con higos Cuello de Dama de Pedro Bernardo

Seguidamente llegaron unas magníficas zamburiñas horneadas con un majado de ajo de las Pedroñeras, y otro de los imprescindibles en su carta: La Croqueta de cecina.

Se sirven sobre una cama de migas extremeñas que son perfectas para impregnar en el cremoso relleno de sabor ahumado.

Como principales, escogimos la lubina al horno con tirabeques y zanahoria baby, y la picanha de buey de El Capricho (considerada de las mejores carnes de buey del mundo), servida sobre una teja para mantener temperatura.

En ambos destaca la calidad inigualable del producto de temporada y la combinación perfecta de ingredientes para no enmascarar los sabores principales del plato.

Lubina al horno con verduritas (disponible según temporada)

Y para terminar, un final dulce con sorpresa: «El postre de Paloma»

Presentado ni más ni menos que por la propia Paloma, la chef repostera de la Ferretería.

Una craquelina francesa tipo profiterol, rellena de manzana ácida y eneldo, y acompañado de helado vainilla, crumble y teja de sésamo. Una combinación excelente apta para todos los públicos.

El postre de Paloma

Sin olvidar, el detallazo de incluir unos Petit fours como acompañamiento al café dentro de un costurero retro repleto de dulces: mini merengues de frutas, galletas de mantequilla, frambuesa liofilizada…

Petit Fours en Ferretería by EGO

Desde luego, Ferretería by EGO, tiene todas las herramientas para triunfar: Un local impresionante, un equipo comprometido y una oferta gastronómica inigualable que no dejará indiferente a nadie.

Ferretería by EGO = Tu próxima cita gastronómica en la capital.

Información

¿Dónde está Ferretería by EGO? Calle de Atocha, 57

Horario: 12:30–00:30 – Viernes y Sábados hasta la 01:30

Contacto y reservas: 914 297 101 – reservas@ferreteriabyego.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here